Éxodo: Guía del Líder para Lección Uno

Vocación y Formación de Moisés

Parte 2: Preparando el escenario

Si ya ha leído los primeros cuatro capítulos del libro del Éxodo en preparación para esta lección particular se habrá dado cuenta que hay muchos pasajes interesantes y sorprendentes en estos cuantos capítulos: la historia de las parteras que fueron más listas que el rey de Egipto; o el bastón mágico de Moisés que se convierte en serpiente volviéndose bastón de nuevo. Pero sin duda la que más le habrá sorprendido es aquella en la que Dios tiene la intención de matar a Moisés (Éxodo 4:24-26).

Con todas estas historias interesantes ¿porqué nos concentramos solamente en unos pasajes para esta lección? Simplemente porque son la clave para entender el libro entero. El Éxodo nos habla de un viaje -Dejar un lugar y llegar a otro- pero lo que sucede en el camino es crucial para encontrar el significado del libro. Los judíos entendieron en este viaje quiénes eran y quiénes estaban llamados a ser. En términos religiosos el libro del Éxodo nos obliga a revisar nuestra propia vocación.

La vocación usualmente se interpreta como el llamado para los sacerdotes, religiosos y religiosas, pero es mucho más que eso. Aunque no nos hayamos dado cuenta, cada uno de nosotros tiene una vocación a la cual debe responder aquí y ahora, y como Moisés, tenemos que reconocer esta verdad aunque prefiramos ignorarla. Si lo hacemos podremos descubrir nuestro rol en el plan de Dios. El Éxodo nos enseña a encontrar el balance entre usar nuestros talentos y recibir la gracia de Dios. Hay un ritmo misterioso en la vida: saber cuando actuar y cuando dejar que Dios actúe. En estos capítulos Dios llamó a Moisés y él replicó “Aquí estoy”. “Este es el primero y el más importante de los pasos”.

Siguiente, Descanso ->

Links

Guía del líder visión general

Éxodo Guía del Líder

Éxodo Recursos para Estudiantes